martes, 17 de septiembre de 2013

1.1 VÍDEO IN PROGRESS - Rebecca Guilabert Martínez

VÍDEO 2.0






VÍDEO IN PROGRESS 2.0 

ORIENTE vs OCCIDENTE 

24/09/2013
Las culturas de occidente y oriente son muy diferentes en la mayoría de sus aspectos. La Casa U de Toyo Ito está construída con un fin “curativo” ante la falta de un ser querido, se convierte en una caja que encierra a una madre y dos hijas, las separa del exterior,  las aísla de la sociedad. Este ímpetu por vivir el dolor en privado forma parte de la superación del “duelo”. La ciudad de Japón es una ciudad activa, en la que al día millones de personas recorren sus calles.
Por un lado, centrarme en las diferencias que existen entre ambas culturas frente a ese duelo a superar, la muerte de un ser querido, por otro, aprovechando mi situación familiar, estudiar la importancia de la convivencia familiar en Japón, ya que como en la Casa U en mi casa vivimos mi madre, mi hermana y yo, poder así comparar en primera persona esa unión familiar y el resultado en forma de superación de adversidades. Continuando así con mi planteamiento de la arquitectura como base de los recuerdos que forman la vida del ser humano; familia/hogar/sociedad

Vídeo:
-Fragmento vídeo Japón: gran cantidad de gente recorriendo un espacio/gente distraída/sociedad individualista.
-Trozos de escenas cotidianas (comer, dormir, planchar, ducharse, limpiar…)
-Tiempo que se emplea en mi casa en hacer cada una de esas actividades y quién las desarrolla (en compañía o de forma individual)



Enlace vídeo:




8 comentarios:

Bego Lopez dijo...

Me ha gustado mucho tu enfoque hacia ambas casas. Conozco tu opinión sobre la importancia del interior de las casas, no sólo la piel, ya que es el interior donde vamos a hacer nuestra vida diaria, y tiene que ser un espacio que se adapte a nosotros y a nuestras necesidades.
Esto también lo refleja la segunda casa, ya que ambas están hechas para transmitirnos ciertos sentimientos. Sería interesante que compararas en tu vídeo cómo transmite esas sensaciones cada una de las casas, planteando una dualidad entre ambas.

ROSA PEREZ SEPULCRE dijo...

La vivienda como morada del hombre tanto física como mentalmente, ambas casas son ejemplos de ello. A partir de tus experencias personales junto con los lugares más representativos de tu vida puedes hacer un símil que sirva para ilustrar como la arquitectura ha de ser por y para las personas.
Rosa Pérez Sepulcre

María González Carrasco dijo...

La casa Miranda Santos me ha parecido una buena elección, además el hecho de que el arquitecto vistiera la casa tanto por fuera como por dentro (mobiliario) abre un nuevo abanico de posibilidades en cuanto a la ocupación del espacio, todo tiene relación con todo, a lo mejor la diferencia con otras viviendas es que en este caso los objetos interiores toman protagonismo y se sitúan totalmente en coherencia con la casa. El contenedor y lo contenido se ven ligados por la misma línea de diseño.

Esther Jorquera dijo...

El concepto que encierra la Casa Miranda Santos me recuerda mucho al de la Casa Gehry: un mismo espacio que va mutando conforme las necesidades de sus habitantes evolucionan o cambian; aunque el de Siza me parece más complejo por abarcar el diseño tanto interior como exterior.
Con respecto a tu vídeo, si ya se compone de imágenes tuyas personales, puede ser interesante que muestres si las diferentes etapas de tu vida han afectado al interior de tu vivienda para satisfacer nuevas necesidades.

Mateo Bernabeu dijo...

Hola Rebecca. He de confesar que tus dos elecciones competían para mi segunda elección, que finalmente se desvió hacia la Casa Miranda Santos. Es cierto que mi estudio va mas centrado hacia la casa de Koolhaas pero creo que tu elección es buena. Te aconsejaría que insistieras en la relación que mantienen ambas casas, ya que creo que en las dos se puede observar ese proceso o evolución que sufren, aun que no tengan el mismo final. Mucho ánimo y al lio!

Borja Herrero dijo...

Hola Rebecca, me parece una idea clara tu análisis de comparación de culturas, pero yo creo que ese afán por superar el "duelo" en el ámbito privado no se diferencia del todo a lo que sucede en nuestra cultura. ¿Alguna idea más para la Miranda Santos? Espero tu video el viernes!!

EsperanzaJ dijo...

Esperanza Jurado_ Comparar y estudiar la convivencia de familias de diferentes cultural puede llevarte a descubrir curiosidades sobre culturas, pero puedes llegar un poco mas allá, quizá un poco mas adelante, y no solo estudiarlas, si no intentar mejorar estas relaciones para afianzar esa conexión con el hogar y con la familia.

Esther Jorquera dijo...

Me ha llamado la atención lo que hayas calificado la sociedad japonesa como individualista. Estudiando cómo afrontan ellos el hecho de la muerte, muestra que se trata de una sociedad colectivista: los japoneses no suelen mostrar sus emociones negativas en público, por respeto a los de su alrededor. Para ellos, exteriorizar el sufrimiento puede incomodar o incluso aumentar el dolor ajeno, y por ello no lo hacen, por respeto a sus iguales. Puede que esta falta de expresión en público haga necesario un lugar íntimo y privado, como la casa U, para manifestar sus emociones sin importunar a nadie. Podría ser interesante reflexionar sobre la búsqueda de intimidad y si se ha visto alterada por la occidentalización del país.