miércoles, 25 de septiembre de 2013

1.1 Video in progress - Emilio López Fernández

Distintas formas de habitar


La sociedad vive en un periodo comprometido de cambio. Raymond Wilson escribía " La impermanencia se a introducido en el pensamiento contemporáneo. Es la manifestación de una tecnología avanzada, no sólo en la movilidad de las personas y las casas, sino también en los materiales. Archigram proponía una arquitectura utópica, visiones de edificios móviles.


En ciertos momentos el hombre se ve limitado en la forma de habitar y en la forma de pensar, aparece una nueva filosofía.

He elegido "Casas en el barrio de San Matías" de Juan Domingo Santos por proponer un nuevo modo de relacionarse recuperando el intercambio y la comunicación del pasado.


 Buscar una vida en comunidad, abriendo el programa hasta limites insospechados. Es interesante como el arquitecto resuelve los solapes en los diferentes puntos de la arquitectura, crea puntos calientes en una macro-comunidad donde poder satisfacer las necesidades de la colectividad.


Mediante un proceso de esparcimiento y ocupación el vacío queda lleno dando lugar a las comunicaciones y las relaciones vecinales.

Frente a lo abierto está la introversión, el movimiento del anonimato. Can Lis y Can Feliz del arquitecto Jorn Utzon extrapola los conceptos anteriormente descritos.


La idea parte de un sentimiento de retiro espiritual, que experimenta en el paso del tiempo una tendencia al recogimiento y al aislamiento, alejándose totalmente de la sociedad y acercándose a la naturaleza sin limites.


Encontrar un camino, entender nuevos espacios de liberación del lugar, espacios que no marquen condicionantes, fluidez y dinamismo.

La propuesta a realizar va mas allá de un lugar físico,desde el análisis de la vida comunitaria y la vida anónima, los datos culturales se actualizan y aparece el devenir nómada. El movimiento, la sociedad demanda nuevas formas de relacionarse.


Video 1.2 Viviendas entre medianería en el barrio de san matias y vivienda aislada Can lis/ Can feliz


5 comentarios:

alejandra miralles dijo...

hola Emilio. Has escogido las mismas casas que yo. A mi me parecio interesante o peculiar el contraste con la vida actual los pabellones, destinado cada uno a una funcion segun la hora del dia. Muy forzado no crees?

alejandra miralles dijo...

Me parece muy interesante tambien la elección del barrio San Matías. Su proyecto altera la vida de los habitantes ya que los obliga a vivir en sociedad

Paul Díaz Boix dijo...

Me parece interesante la elección de las casas del barrio de San Matías en el sentido de que cambia el concepto de la "vida en comunidad", tratando de romper los límites entre la vida privada y la vida comunitaria; mientras que la Can Lis y Can Feliz es todo lo contrario, exaltando la naturaleza y la vida nómada. De ahí puede surgir un interesante debate: ¿qué modo de vida resulta más adecuado en una sociedad cada vez más globalizada?

CRIS GONZÁLEZ dijo...

Las casas en el barrio de San Matías, me parece un triunfo de la arquitectura ya que se ha conseguido que sus habitantes se beneficien todos de ello, y que se mejoren las relaciones personales. A tener en cuenta también que estas modificaciones habrán dotado a las viviendas de mayor luminosidad y espacio.

Alicia Valdivia dijo...

Hola! Quería darte una idea. Si yo eligiera las casas de San Matías propongaría otros intercambios de espacios teniendo en cuenta los gustos del nuevo propietario de las casa de la Carmela.